NYT, W. Post y Gannet invierten en plataforma propia

Alex Kazim, el encargado de crear el negocio para los diarios en internet.

Ayer se supo a través del USA Today que las empresas The New York Times Co., Gannet Inc. y la misma Washingt Post Co. inviertieron cuatro millones de dólares cada una en Ongo, un emprendimiento de los que se clasifican como startup, o sea, que aún se encuentran en búsqueda de un modelo de negocios. La idea es crear un sistema de lectura de diarios a través de internet.

Según un comunicado de prensa, el producto de Ongo comenzaría a distribuirse a fines de año. “Estamos construyendo Ongo para reflejar la manera en que los consumidores prefieren leer, organizar y compartir las noticias digitales”, dijo el fundador de Ongo, Alex Kazim. El mismo Kazim, actual gerente general de la empresa, trabajó en Apple, nueve años en Ebay y fue presidente de Skype durante más de un año.

Apple el enemigo

Diversos medios publicaron la semana pasada que Apple estaba dispuesta a lanzar una plataforma de lectura de diarios con suscripción via Apple Store. Así, la idea sería “salvar a los diarios” tal como lo hizo con la música al crear una plataforma simple y confiable de pago a través de iTunes.

El Sports Illustrated sólo se puede ver en horizontal porque no tienen plata para contratar más diseñadores.

Fue entonces cuando Steve Yelvington, un experto en el tema, escribió su conocido “Cuidado, periodistas: Apple no es tu amigo”. En pocas palabras, advertía de la supuesta intención de “salvar” a los diarios. Para el mundo de la música, aún resulta muy caro tener que pagarle un 30% de las ganancias a Apple, lo que podría haberse replicado para los diarios.

Apple no es una empresa “mala” ni “buena”: es sólo una empresa y como tal busca beneficiarse ella misma. Yo mismo publiqué en este post el aviso del diario Newsday “La app del Newsday es mejor que los diarios desde cualquier punto de vista… excepto uno”. ¿Y qué pasó? Apple envió una carta amenzando al Newsday de que daría de baja todas sus aplicaciones.

Con la inversión ya hecha, queda claro cuál será el futuro al menos según estas tres compañías: el desarrollo propio. Lo más probable es que Apple lance su aplicación independiente de la decisión que tomen (por ahora) algunos y que en el futuro intentará transformarse en el campeón de las suscripciones.

Aunque algunas empresas sí tienen plata para invertir, hay otras que van a preferir depender de Apple. El caso del Sports Illustrated es un buen ejemplo: se dice que con lo que están ganando no les alcanza para pagar a un diseñador y programador que permita hacer girar su aplicación en el iPad.

La cancha no es la información (por ahora)

(Especie de memoria de práctica)

Está claro que el tema digital se viene con fuerza. Aunque la crisis no pegó en Chile al igual que en el resto del mundo, donde los diarios se vieron obligados a ponerle más atención a su extensión digital, ya hay signos aquí de que la cosa comienza a armarse.

Los medios se alarmaron cuando escucharon a Arthur Sulzberger del New York Times decir que su diario dejará de imprimirse “algún día”. Puede que no sea tan así y que el papel quede para unos pocos, como un privilegio, pero un periodista ya debería tener más o menos claro que lo que vende una empresa informativa no es un diario sino que la información que trae. Ahí hay palos para la gente de los centros de prensa de la televisión chilena, por ejemplo, que no ha querido o no ha podido entrar a competir con los que la llevan en internet: los diarios y las radios.

Lo definitorio

Pero ante arenas tan movedizas, hay cosas que van a ser definitorias. La cancha ha dejado de ser la información, el reportaje, la exclusiva, y ha pasado a tener más que ver con el envoltorio, la plataforma. Quizás ese sea uno de los puntos más importantes. Por supuesto, esto tienes consecuencias graves no sólo para los medios sino que para todo el rollo del “cuarto poder”: cada vez los reportajes de investigación se hacen más caros porque traen menos plata de vuelta.

Podemos considerarlos nuestros amigos o enemigos, pero no ignorarlos.

Antes, un diario podía guardarse una exclusiva y “golpear” a la mañana siguiente en el kiosko con su información, haciendo que los suscritos a la competencia sientan cierto disgusto de no haber optado por el otro. El concepto de golpear se relativiza cuando en tres minutos más aparecerá la misma información en otro sitio web, puede que mencionando a la fuente original pero quitándole todo el valor por el golpe.

Sin embargo, la idea de la cancha fuera de la información tiene también un lado positivo: es en la creatividad en donde se juega casi todo. Si un medio como el Huffington Post logró llegar donde está, después del New York Times en visitas de EE.UU., tiene más que ver con la mente de un(a) creativo(a) que con un trabajo de reporteo riguroso.

Porque el lenguaje de las notas -la mayoría de ellas de agencias o, simplemente de otros sitios web- es igual en casi todos los medios, al final te quedas luchando en una cancha ajena al reporteo y más cercana al márketing y la ingeniería. Por eso algunos dicen que hoy en día las noticias son un “commodity”.

La verdadera cancha

El márketing, por un lado, permite pensar en el “envoltorio” de la noticia, desde cómo llega a ella el lector, cómo lo atrapamos para que siga viendo nuestro medio y cómo lo retenemos para que regrese. Un ejemplo concreto es preguntarse qué hacer con todos esos lectores que llegan de las redes sociales y desembarcan en una noticia que encontró por casualidad compartida con un amigo. De hecho, Facebook es la cuarta manera más popular de llegar a las noticias en EE.UU. ¿Cómo hacer que esa experiencia se transforme en algo más que quedar náufrago en una isla informativa y motivarlo a seguir leyendo o volver?

¿Tiene eso que ver con la información misma? Poco.

Uno de los revolucionarios de la información, Julian Assange, el creador de WikiLeaks.com. Adivinen: no sólo es periodista, sino que también programador, físico y matemático. Cuando chico pertenecía a un grupo de hackers.

La ingeniería es importante porque el “envoltorio” tiene que ser desarrollado por alguien. Sobre todo porque internet cambia de manera abrupta -el gran ejemplo es Facebook-, un programador que sigue trabajando a pedido, desinteresado, sirve poco a la hora de innovar.

Además, trabajar en una empresa informativa significa también tener que estar preparado para la velocidad. Un grupo de desarrollo demasiado alejado de la redacción sirve de poco o nada. Si el futuro está en las aplicaciones como dice Chris Anderson, la importancia de los programadores será aún mayor. Imaginemos que queremos “romperla” en el rescate de los mineros y se nos ocurre hacer una aplicación-juego que nos permita conocer sus historias. ¿Cuánto demorará desarrollo en crear la aplicación? ¿Cuánto tiempo falta para que la noticia pierda su frescura?

Ariana Huffington, otra grande que se las mandó creando un diario con espíritu bloguero.

Estoy claro que no hablo de nada nuevo. Al menos aquí en Chile existen grandes pensadores del tema como Andrés Azócar y Eduardo Arriagada, pero no pareciera ser un tema importante para los periodistas. Y no lo digo sólo por el pensar desde el punto de vista del desarrollo, sino que de todos los ámbitos.

Una vez discutíamos con @camimz y @matterlandsen qué le faltaba a la Facultad. Enganchamos con lo digital y dijimos un par de cursos sobre el tema, pero en realidad no es eso. En realidad, es reflejar la preocupación dentro de lo que ya existe: en los cursos de ética, de política y de arte, por nombrar algunos temas. De todo. Por ejemplo, cuestionarnos por qué seguimos preguntándole cosas a los políticos si el “mandato” de representar a los ciudadanos se justificaba de manera simple en un modelo de medios concentrado como obligaban los formatos hasta antes de internet.

Slideshare: Concurso Young Interactives 2009

Probablemente, yo no sabría nada de publicidad ni nunca me habría interesado por el tema si Simón Durán no me hubiera ido enseñando (un poco involuntariamente) a entender qué es la creatividad y para qué sirve. A veces, estar desde el otro lado de la vereda, donde están los que rellenan “la otra parte” de los medios, permite entender muchas cosas.

Una de ellas es que la publicidad digital, así como está, no sirve para nada, y que resulta difícil pensar campañas efectivas a través de banners que, como demuestran los estudios, muy pocas personas leen. Difícilmente podía resultar una idea nacida para papel y cuya justificación es la escasez de espacio. Es una parte de la crisis de los medios, quizás insuficientemente estudiada por nosotros los periodistas.

Young Interactives 2010 fue organizado por IAB y la Escuela de Publicidad de la UNIACC y se realizó el 4 de septiembre. Se trataba de crear una campaña interactiva para una fundación -en este caso la Corporación Alzheimer- usando las herramientas que fueran necesarias. Partió a eso de las 10 y los trabajos los entregamos a las 17.00.

Esta fue nuestra presentación, con la que obtuvimos segundo lugar en la categoría profesionales jóvenes. Obviamente, la presentación tiene muchas deficiencias, pero sólo me gustaría acotar que su lectura era no presencial, o sea, teníamos que ser lo más explícitos posible para asegurarnos de que el jurado pudiera entender.

New Twitter: El ícono es la clave

Hoy día, Twitter lanzó el spoiler oficial sobre su nueva versión, que puede encontrarse en twitter.com/newtwitter. El gran cambio se trata de integrar el streaming multimedia en el sitio mismo de Twitter.

Según Mashable, los “socios” con los que trabajará serán DailyBooth, DeviantART, Etsy, Flickr, Justin.TV, Kickstarter, Kiva, Photozou, Plixi,Twitgoo, TwitPic, TwitVid, USTREAM, Vimeo, yfrog y YouTube.

Otra de las características que se alcanzan a observar es que cada tweet individual podrá ser desplegado a un costado del timeline, sin la necesidad de acceder a otra URL.

En una charla del TED, Michal Sander, un filósofo político de Harvard, explicaba que la raíz de todos los debates es la pregunta por la esencia de las cosas. Ponía como ejemplo una sociedad en la que existieran pocas flautas. ¿Cómo deberíamos repartirlas?

He said, that’s what flutes are for — to be played well. He says that to reason about just distribution of a thing, we have to reason about, and sometimes argue about, the purpose of the thing, or the social activity, in this case, musical performance. And the point, the essential nature, of musical performance is to produce excellent music.

¿Cambia Twitter su esencia con los cambios que propone? ¿Sigue siendo lo mismo?

En caso de cambiar su esencia, estaría corriendo un grave riesgo de abandono, porque a lo que estaría comenzando a parecerse –Facebook– ya existe.

Con el movimiento, lo que intenta Twitter es competirle a los clientes como TweetDeck o Seesmic Desktop, que hoy en día canibalizan cerca del 20% de sus visitas, impidiéndole acceder a muchísimos usuarios que prefieren utilizar una aplicación.

Y aunque en un primer momento pensé que el asunto podía ponerse grave, creo que el cambio será irrevelante.

Una cuestión de iconitos

Como ya lo demostró Chris Anderson, en términos proporcionales el ancho de banda para lo que entendemos como “web” (el WWW, los browsers, etc) ha ido reduciéndose críticamente a partir del 2000, siendo reemplazado por aplicaciones que permiten realizar funciones específicas.

Este es el único avance que ha mostrado Twitter sobre cómo será su próxima versión.

¿La razón? La aparición de muy buenas opciones a través de sistemas como Apple Store por las que se cobra muy barato. ¿Y por qué? Finalmente, la gran diferencia es el ícono: en los celulares, la opción de tenerlo de manera directa cuando se accede al menú. Lo mismo para el escritorio en el caso de Windows y el dock en caso de Mac OS.

A mi juicio, esa es la razón que en muchos casos explica la preferencia por los clientes de Twitter antes que la web.

En ese sentido, los cambios de Twitter intentan parecerse a una App, que tienden a ser más autovalentes, pero sigue careciendo de lo esencial: el ícono.

Pero sigue siendo lo mismo

Twitter está tratando de "calibrar" su robustez y simpleza, pero no va por ahí el asunto. Las aplicaciones actuales ya ofrecen todo el espectro de necesidades.

La esencia de Twitter no está para nada en lo que pueda ofrecer en la web. La misma existencia de los clientes lo demuestra. A diferencia de Facebook -donde tengo la impresión que se usan menos los clientes-, la propuesta de Twitter es tan simple que ofrece muchísimas oportunidades de interpretación. Es probable que su plasticidad sea parte de su esencia.

Para los que quieren robustez existe TweetDeck, que es capaz de llenar tu pantalla con información. Para los amantes de lo simple está Tweetie, que supera incluso a la web en ligereza. Las aplicaciones recorren buena parte del espectro de las necesidades. Aún así, no es la razón principal por la que alguien prefiere usar clientes.

Parte de eso lo entendieron cuando lanzaron su aplicación para el iPad: autosuficiente, personalizable y, lo más importante, con un ícono.

No tiene nada de malo que Twitter comience a preocuparse por aspectos que repercutirán en la manera como intenten transformar las visitas en dinero. De hecho, es esencial para la misma supervivencia de la red social que, aunque hoy no esté amenazada, nadie seguirá administrando por caridad cuando ya sea una tecnología obsoleta por la que nadie se interese para ofrecer charlas y seminarios.

Sin embargo, la única forma que tendría Twitter de competir con las aplicaciones sería ofrecer ellos mismos una propuesta en forma de ejecutable. Como leí decir a Rosental Alves en una entrevista a El País: “¿Acaso es mejor que otros canibalicen en vez de canibalizarse uno mismo?”

Associated Press reconoce a los blogueros como fuente de información

Hace cerca de diez días, la agencia de Associated Press envió una carta a sus periodistas en la que incluyó a los blogs como fuente legítima de información, citable e incluible dentro de una noticia.

Con esto, los blogs entrarán en la arena de los grandes y su eje de influencia aumentará considerablemente. Sin embargo, también produce ciertas incertidumbres, como qué ocurrira con los sistemas de microblogging como Twitter. Aquí en Chile no hemos tenido muy buenas experiencias. Me acuerdo de lo que pasó con Aylwin, cuando un grupo de twitteros quiso hacer un “experimento” y la supuesta noticia de la muerte de Patricio Aylwin se expandió rápido.

Aplicando las reglas de Associated Press, esta información podría ser citada por los medios como una fuente verídica.

Igual los medios la llevan en internet

En muchos sentidos la AP sólo está concretizando algo que ocurre hace mucho tiempo. El sitio The Next Web, por ejemplo, hace referencia al estudio “The Source Cycle”, el cual estudió al Washington Post y el New York Times y determinó que los blogs han ido incrementando su influencia como fuente a través de los años.

En lo que se refiere a credibilidad, un artículo de Read Write Web cita un estudio del PEW en el que se explica cómo los medios tradicionales siguen siendo la principal referencia en la web:

“More than 99% of the stories linked to in blogs came from legacy outlets such as newspapers and broadcast networks. And just four – the BBC, CNN, the New York Times and the Washington Post accounted for fully 80% of all links.”

Tan así, que el estudio indicó que en la muestra no se generó ninguna noticia via Twitter.

Cuando dos personas hablan de “un blog” pueden estar pensando cosas muy distintas. Existen blogs muy profesionales y creíbles en el que trabajan periodistas -en la mayoría de los casos- y que, imagino, sí pueden citarse como fuente legítima de información. Sin embargo, lo que ocurrió en la Cámara de Diputados cuando Hinzpeter citó un blog para, supuestamente, demostrar lo poco confiable que es la información en la red demuestra también que se debe usar con criterio.

Ping: Un millón para Apple

Ping, la nueva red social musical para Apple, alcanzó el millón de usuarios en dos días. El servicio le permite a los usuarios seguir a músicos y amigos y recibir recomendaciones de música y conciertos. Además del iTunes, se puede acceder pa través del iPod Touch y iPhone.

Así, Apple logra finalmente entrar en el mundo de las redes sociales, algo que, me imagino, les venía preocupando desde hacía tiempo. Pero como son más vivos que Google, no iban a lanzar un big fail estilo Google Buzz antes de encontrar un buen nicho. Está claro que a las marcas que no tengan una base de datos de millones y millones de usuarios se les hará más difícil despegar en el futuro. Además de la buena posición de iTunes, Apple tiene un buen trecho avanzado gracias al iTunes Store, al cual miles de personas han entregado los números de sus tarjetas de crédito a cambio de un sistema simple y confiable.

Aunque actualmente el campo de la música es ocupado por sitios como Spotify y Last.fm, el hecho de que iTunes se haya transformado en algo así como el “reproductor oficial” de música pone a Apple en una excelente posición. Habrá que ver que ocurre con MySpace, del cual se espera un relanzamiento en grande para fines de año.

De hecho, el vicepresidente de servicios en internet de Apple aseguró que un tercio de los que descargaron el nuevo iTunes 10 se registraron en Ping.

Lo que piensan algunas personas es que Apple está al acecho de un sistema de música “en la nube”, o sea, que permita eliminar todos los mp3 y escuchar directo desde internet. Así se explicaría la compra de Lala, el servicio de streaming de música que Apple cerró en mayo.

Via New Media Age.