Students are told from even before they walk on campus that being a journalist means Being a Good Writer, Being a Good Editor, Being a Good Photographer. No one is telling them they could be an application developer, or a data journalist, or a media entrepreneur. Or if they have heard it, that voice is getting drowned out by traditionalists. A disturbing amount of time, the traditionalists drowning those students out are other students.

Por Matt Waite citado aquí.

BuzzFeed, candidato a ser “el” medio digital de la campaña en EE.UU.

[blackbirdpie url=”https://twitter.com/#!/aburnspolitico/status/156716352739082240″%5D

El tweet  es de un periodista de Politico, pero fue retwitteado por el editor de BuzzFeed. Me parece un muy buen ejemplo de lo que está haciendo BuzzFeed y que en Chile parecería casi imposible. El editor del medio está retwitteando a un periodista de Politico (la “competencia”), quien a su vez está compartiendo el enlace a un blog que a su vez está exhibiendo un video de la MSNBC.

EE.UU. está en plena campaña electoral y los medios digitales disputan por ser los ganadores en términos de audiencia. Para las elecciones pasadas aparecieron dos medios 100% digitales que afectaron las estadísticas y obligaron a la gente de medios como el New York Times o el Washington Post a replantearse su forma de hacer las cosas: Politico y el Huffington Post.

De lo que he leído este año el nuevo estreno que causa sensación es BuzzFeed, un medio  enfocado en compartir viralmente contenido y en el que el reporteo es sólo una etapa, como explican aquí. De hecho, el tráfico proviniente de redes sociales sería cerca del 55% según NJL.

Al parecer, la gente se lo empezó a tomar en serio cuando Ben Smith, de Politico al que han llamado “el padre del blogueo político”, tomó el cargo de editor del medio.

Contenido como lego

En primer lugar, pusieron en duda el largo tradicional que utilizan los diarios -y que fue copiado irreflexivamente en la web- en la cobertura de noticias.

Lo que se desprende de la manera como cubren las cosas es que si un medio quiere ser compartido entonces debe permitir hacerlo con “cápsulas” de información que, como explican aquí, funcionen como piezas de lego que el usuario pueda armar y desarmar a su antojo.

Las categorías de BuzzFeed.

Esto quiere decir que, por ejemplo, una cuña puede perfectamente ser una “noticia”, lo que en el caso de la web entenderíamos como una URL.

Por ejemplo, un periodista debe cubrir la visita del Presidente a un lugar. Estando allá, su discurso se centra en la posible reforma tributaria, un tema que está marcando pauta y que, por lo tanto, se merece una nota. Sin embargo, también ocurre que un grupo de estudiantes lo interpela a mejorar la situación de la educación superior.

En un medio tradicional, la información sería una nota con, quizás, un agregado al final del  texto: “Al final del discurso, el Presidente fue increpado por estudiantes…”.

Sin embargo, BuzzFeed no lo hace así. Aquí hay un ejemplo de una nota de 5 párrafos breves contando la anécdota.

Según creo, uno de los sitios que dio inicio a esto fue Tumblr. ¿Por qué no compartir una cita como algo aparte, con valor por sí mismo?

Una cita o un link que perfectamente pueden ser compartidos por sí solos en Tumblr

Los periodistas como nodos

Lo anterior, sin embargo, sólo puede ser concebido por periodistas que manejen y entiendan ellos las herramientas sociales. Otra de las influencias de este tipo de coberturas, creo, es Twitter, donde a través de pequeñas actualizaciones podemos entregar una nota completa si su cobertura se asume como un todo y asumimos que esa persona es seguida por gente que conoce de qué está hablando la persona.

Por lo general, en BuzzFeed las notas son publicadas antes a través de las cuentas de Twitter. Estas personas tienen distintas voces, cubren diferentes temas y algunas veces están en disitntos lugares, según el artículo, por lo que al final funcionan como “nodos” de información que en el sitio se ve como un todo y que cada uno puede personalizar en su timeline de Twitter eligiendo a quién seguir y a quién no.