¿Es un buen momento para los medios?

Luego de que el PEW publicara su pesimista informe “The State of the News Media 2013”, el periodista de Slate Matt Yglesias contestó argumentando que, en realidad, el periodismo de EE.UU. se encontraba viviendo un momento de gloria.

¿Quién tiene la razón?

Hay un blog que leo desde hace mucho tiempo: REFLECTIONS OF A NEWSOSAUR. Allí Alan Mutter lo resumió de la siguiente forma:

So, are these indeed the “glory” days of journalism?

No, if you worry about the reliability of what you are reading and the important stories you are not being told.

Yes, if you relish abundance and choice in the information you consume, as well as the frictionless freedom to publish anything that comes to mind, be it truthful, trivial or someplace in between.

No, if you are a legacy media company hoping to be as powerful and profitable in the future as you were in the past.

Yes, if you are an upstart journalist with the grit and grist to generate a proper income by building a steady following for your work in the decidedly messy new order of things.

Sigo rallando: “A los medios les falta punk”

Escribí en la Revista Qué Pasa: “A los medios les falta punk”.

El caso de la rockera estadounidense Amanda Palmer y la relación con sus fans a través de internet resulta un buen ejemplo a seguir por los medios que se han quedado atrás en su relación con sus audiencias. Ya había hablado de esto aquí, pero les dejo el link.

Agradecimientos a Isidora Urzúa Inostroza que me empezó a hablar de ella desde que estábamos en la universidad.

Los medios y los periodistas tenemos que aprender a pedir. Gracias Amanda Palmer

Tenemos que aprender a dejar la vergüenza y el miedo de lado y ser capaces de explicitar lo que no sabemos y lo que necesitamos.

(No sé por qué TED no me deja insertar el video, pero pueden encontrarlo aquí).

Puede que el camino vaya por aquí, la “cercanía al azar” de la que habla Amanda Palmer:

Tinta electrónica para celulares Android

Los medios cubren la pantalla más grande, más brillantes, más HD, pero el verdadero futuro va por aquí: el e-ink (tinta electrónica). Permite leer sin cansar la vista, la batería dura semanas y es más barato (ideal para el Tercer Mundo, nosotros). Aquí el primer Android con e-ink, estilo Kindle.