Twitter ya estaba en Borges

Es cierto y está comprobado. En Twitter la información incorrecta llega más lejos y de manera más rápida que la corrección de esa información, como lo demuestra el gráfico.

correctionPero también hay otra verdad y que probablemente no se pueda llevar a un campo cuantitativo para demostrarlo. Puede que todavía no sea así, pero intuyo que será una cuestión de tiempo: si en Twitter está A, también está -A; si en Twitter está la afirmación, también está la negación, y así sucesivamente, con lo que quiero decir que, por ejemplo, un periodista dedicado podrá encontrar la confirmación de un rumor pero también su desmentido.

Captura de pantalla 2013-07-18 a la(s) 23.16.40

Escribe el argentino Jorge Luis Borges en el cuento La biblioteca de Babel:

De esas premisas incontrovertibles dedujo que la Biblioteca es total y que sus anaqueles registran todas las posibles combinaciones de los veintitantos símbolos ortográficos (número, aunque vastísimo, no infinito) o sea todo lo que es dable expresar: en todos los idiomas. Todo: la historia minuciosa del porvenir, las autobiografías de los arcángeles, el catálogo fiel de la Biblioteca, miles y miles de catálogos falsos, la demostración de la falacia de esos catálogos, la demostración de la falacia del catálogo verdadero, el evangelio gnóstico de Basilides, el comentario de ese evangelio, el comentario del comentario de ese evangelio, la relación verídica de tu muerte, la versión de cada libro a todas las lenguas, las interpolaciones de cada libro en todos los libros, el tratado que Beda pudo escribir (y no escribió) sobre la mitología de los sajones, los libros perdidos de Tácito.

La primera reacción tras saber que la biblioteca lo contenía todo fue una “extravagante felicidad”:

Todos los hombres se sintieron señores de un tesoro intacto y secreto. No había problema personal o mundial cuya elocuente solución no existiera: en algún hexágono. El universo estaba justificado, el universo bruscamente usurpó las dimensiones ilimitadas de la esperanza.

Luego, sin embargo, hubo una “depresión excesiva”:

La certidumbre de que algún anaquel en algún hexágono encerraba libros preciosos y de que esos libros preciosos eran inaccesibles, pareció casi intolerable.

Y así aparecieron diversas reacciones frente a la tentación de transformar la biblioteca en algo accesible. Unos querían generar un cánon para poder aprovechar esos libros preciosos, lo que fue prohibido por la autoridad ya que era demasiado azarosa la tarea. Otros, en cambio, creyeron que la opción era “eliminar las obras inútiles”. Ellos, sin embargo, cayeron en dos errores: la inútil y limitada acción de los humanos frente a la casi infinitez de la biblioteca y la presencia de obras tan semejantes que prácticamente contienen a las obras eliminadas.

Uno: la Biblioteca es tan enorme que toda reducción de origen humano resulta infinitesimal. Otro: cada ejemplar es único, irreemplazable, pero (como la Biblioteca es total) hay siempre varios centenares de miles de facsímiles imperfectos: de obras que no difieren sino por una letra o por una coma.

El problema, claro, es que un lugar donde existe A y -A no sirve de guía. Al final, lo que ocurre es que cada uno encuentra lo que busque. Frente a esto, algunas personas tomaron diferentes actitudes. Unos se dedicaron a buscar el “libro total” y otros simplemente la llamaron “biblioteca febril” por su desorden.

Al parecer, en La biblioteca de Babel ya estaba Twitter, su creación y la reacción que generaría en todas las áreas del conocimiento. ¿Muy lejano de la realidad decir que Twitter lo inventó en realidad Jorge Luis Borges?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s