Redes sociales y medios: El problema es el diseño, no el miedo

Ya parece un cliché explicar en el miedo la incapacidad de los medios tradicionales de involucrar a las redes sociales en su trabajo periodístico. Algunos directores y editores todavía las desprecian, lo que es una pena porque en muchos casos es gente con trayectoria (íconos, leyendas del periodismo) con una actitud poco profesional al final de sus carreras de no querer actualizarse. Sin embargo, en la mayoría de los casos se trata de otro problema.

A esta altura el problema no es ideológico (miedo, estrategia, falta de recursos). El problema, creo yo, es la ignorancia, dentro del saco del cual yo mismo me incluyo. Y con ignorancia no me refiero a la inexperiencia en el uso de las redes sociales: he conocido algunos periodistas bastante hábiles en el manejo de sus cuentas de Twitter, pero que, puestos a administrar la cuenta de un medio, actúan de manera conservadora, replicando las prácticas tradicionales de los medios.

La ignorancia a la que me refiero tiene que ver con el diseño. No al look&feel, claro, sino que a la estructura definida con la que se recibirán y visualizarán los aportes de, por ejemplo, los actores presenciales. Y en esto, en la ignorancia con respecto al diseño, estamos todos los periodistas del mundo, sólo que algunos tenemos más tiempo para experimentar a pesar de que muchas veces sepamos que lo que estamos haciendo no sea lo definitivo, concientes de que problablemente se justificará una vez y luego pasará de moda.

pope

¿Cómo se muestra la colaboración? A través de la cuenta de Twitter de un medio, por ejemplo, podemos hacer una pregunta y luego retwittear algunas de las respuestas, pero ¿y qué? ¿en qué aporta? Clay Shirky dice: “Participar es actuar como si tu presencia importara, como si tu respuesta fuera parte del evento”. Ese debería ser el objetivo y ese es el punto donde el diseño puede aportar soluciones.

Un ejemplo

En un hecho poco común, durante enero de este año en Santiago llovió mucho más de lo que llueve durante el verano. El fenómeno provocó rodados en San José del Maipo, donde  se encuentra el suministro de varios sectores en Santiago. El agua finalmente sufrió problemas higiénicos y Aguas Andinas terminó por comunicar cortes durante el día siguiente.

El hecho se comunicó el día lunes durante la madrugada y suponía que el servicio se repondría el martes a eso de las 24:00. Sin embargo, desde el miércoles a las 06:00 los usuarios reportaban que todavía no contaban con el suministro. Como lo resumió un editorial de La Tercera, “la información entregada a menudo fue incompleta o tardía, lo cual generó confusión entre la ciudadanía. En muchos lugares, los cortes comenzaron antes del horario anunciado y también se produjeron suspensiones de suministro en sitios que no habían sido advertidos”.

Comenzamos a ver a través de Twitter que los usuarios reportaban el incumplimiento de la empresa proveedora. Por supuesto, esto habría dado para una nota tradicional bajo el título “Usuarios de Twitter reportan corte de agua fuera del plazo estipulado por Aguas Andinas” o algo semejante, seguido por un par de tweets elegidos arbitrariamente como ejemplo y puestos en contexto.

Sin embargo, quisimos hacer algo distinto, que aportara información relevante, y así fue como nos pusimos a agregar manualmente en un Google Maps todos los reportes que contuvieran una localización más o menos precisa. El resultado se vio algo así (lamentablemente wordpress.com no me permite insertar mapas pero de todas formas puedes revisar el original).

Captura de pantalla 2013-07-06 a la(s) 20.30.32

Algunas de las colaboraciones simplemente las recogimos de usuarios que habían compartido la información a Twitter sin un objetivo específico y otras las recibimos después de haber hecho la pregunta.

Así, al observar el mapa se podía obtener información distinta, como la identificación de toda una zona sin agua en Peñalolén y La Reina y otra con agua en Santiago Centro.

zonas

Otro fenómeno que nos llamó la atención fue que algunas veces una calle podía hacer la diferencia entre contar o no con el suministro, como ocurría con Cristóbal Colón en Las Condes.

Captura de pantalla 2013-07-06 a la(s) 21.13.33

Este tipo de información sólo fue posible gracias a los aportes de los usuarios de Twitter y a la visualización a través del mapa.

Otras visualizaciones

Los mapas son un ejemplo claro y simple, pero también existen otras visualizaciones que permiten obtener información. Por ejemplo, los formatos wiki, Storify y Ushahidi son otras estructuras que permiten visualizar aportes y contribuciones de los usuarios.

La pregunta del momento no es si queremos o no sumarnos a los testimonios y a hacer preguntas a través de las redes sociales. La pregunta está en que, una vez que nos volquemos, cómo le daremos el status que corresponde a esas colaboraciones y cómo aportaremos algo más allá de lo que Twitter o Facebook pueden hacer por sí mismos.

P.D.: Agradecimientos a Rigoberto Jofré, Francisca Quezada y Javiera Arrate que colaboraron elaborando y después manteniendo el mapa vivo durante más de un día.

Reacciones 

Colaboración: “Un modelo de televisión es posible: online y abierta”

Me lo pidieron de Sentidos Comunes y lo hice. Una excelente excusa para ponerme a investigar en qué iba el proyecto de ley de Televisión Digital. Al final, el resultado era obvio: igual de mal que al comienzo. Porque mientras que los diputados creen razonable permitir fenómenos tan chilensis como las concesiones indefinidas, la mayoría de los “expertos” sobre el tema siguen debatiendo una ley pensada para otro sistema de medios.

Lo que quise fue mover un poco la cuestión y plantear la posibilidad de una televisión online (TVIP) y abierta. Es decir, que en vez de utilizar el espacio del espectro electromagnético para recibir ceros y unos de canales de televisión lo usáramos en repartir ceros y unos de internet en general. Hay que ver lo que está pasando sobre todo en EE.UU. para imaginar el futuro.

Colaboraciones: TrenDigital

Hace algunos meses me invitaron a participar en TrenDigital, un proyecto de “think tank” digital de IAB en alianza con la Facultad de Comunicaciones. Mi misión era escribir contenido para la web. El viaje me hio abandonar el proyecto por ahora, pero alcancé a enviar varias colaboraciones que sirvieron como “marcha blanca” del sitio (que aún no está listo).

Algunos de estos posts los publicaron en IAB, así que aquí los enlazo. Se ven raros porque los mandé como un archivo Word y al parecer los copiaron y pegaron.

Colaboración: Sarah Palin y las mamá oso

Cuando vi este video por primera vez, quedé impresionado. Me sentí como si estuviera siendo parte del fenómeno que causó la Obama Girl en las presidenciales pasadas de EE.UU.

Así que decidí escribir una colaboración para Política Rock. Lamentablemente, y aunque fue escrito hace pocos días, el post quedó un poco retrasado porque ya han surgido diversas reacciones. La principal: sarahdoesntspearkforme.com, que apareció con un virulento (de viral y de nocivo) video de respuesta al anterior:

Sin embargo, esto no hace más que comprobar lo que digo en Política Rock: es el costo de la primera etapa de su campaña en la que intentará dirigirse a las mujeres conservadoras.

Leer el post de Política Rock.

Columna: De las redes a las decisiones. David Cameron y Facebook.

Hace unas semanas, David Cameron, el recién llegado Primer Ministro Británico, conversó con Marck Zuckerberg, uno de los creadores de Facebook, sobre las maneras en que Facebook podía ayudar al Reino Unido a encontrar ideas para llevar a cabo los recortes fiscales.

En nuestro caso, es una pena ver cómo el Presidente se enreda y no logra acuerdos con la oposición. A raíz del terremoto, por ejemplo, podría haber desarrollado una estrategia similar a la de Cameron, a través de la participación. Así, habría legitimado sus resoluciones con la misma gente, por lo que la oposición habría quedado entre la espada y la pared. Algo así como: “vean ustedes si apoyan o no mi proyecto para la reconstrucción, pero esto es lo que está diciendo la gente”.

Por otro lado, que ser un político 2.0 no sirve de nada si eso no tiene una consecuencia en la forma como haces política. Esto sobre todo en los parlamentarios. ¿De qué sirve que twitteen todo el discurso del 21 de mayo?

Sobre esto último escribí una columna que fue publicada en Vota Inteligente que fue publicada hoy.

Reseña: Empire Avenue

Una especie de mercado bursátil digital, donde lo que está en juego es tu networth o valor dentro del mundo del computador. La idea es medir la capacidad de influencia de los usuarios de las redes sociales, casi como un juego de compra y venta donde lo que está en jaque es tu popularidad digital.

Revisa la reseña que escribí sobre Empire Avenue para Kilómetro Cero.