Redes sociales y medios: El problema es el diseño, no el miedo

Ya parece un cliché explicar en el miedo la incapacidad de los medios tradicionales de involucrar a las redes sociales en su trabajo periodístico. Algunos directores y editores todavía las desprecian, lo que es una pena porque en muchos casos es gente con trayectoria (íconos, leyendas del periodismo) con una actitud poco profesional al final de sus carreras de no querer actualizarse. Sin embargo, en la mayoría de los casos se trata de otro problema.

A esta altura el problema no es ideológico (miedo, estrategia, falta de recursos). El problema, creo yo, es la ignorancia, dentro del saco del cual yo mismo me incluyo. Y con ignorancia no me refiero a la inexperiencia en el uso de las redes sociales: he conocido algunos periodistas bastante hábiles en el manejo de sus cuentas de Twitter, pero que, puestos a administrar la cuenta de un medio, actúan de manera conservadora, replicando las prácticas tradicionales de los medios.

La ignorancia a la que me refiero tiene que ver con el diseño. No al look&feel, claro, sino que a la estructura definida con la que se recibirán y visualizarán los aportes de, por ejemplo, los actores presenciales. Y en esto, en la ignorancia con respecto al diseño, estamos todos los periodistas del mundo, sólo que algunos tenemos más tiempo para experimentar a pesar de que muchas veces sepamos que lo que estamos haciendo no sea lo definitivo, concientes de que problablemente se justificará una vez y luego pasará de moda.

pope

¿Cómo se muestra la colaboración? A través de la cuenta de Twitter de un medio, por ejemplo, podemos hacer una pregunta y luego retwittear algunas de las respuestas, pero ¿y qué? ¿en qué aporta? Clay Shirky dice: “Participar es actuar como si tu presencia importara, como si tu respuesta fuera parte del evento”. Ese debería ser el objetivo y ese es el punto donde el diseño puede aportar soluciones.

Un ejemplo

En un hecho poco común, durante enero de este año en Santiago llovió mucho más de lo que llueve durante el verano. El fenómeno provocó rodados en San José del Maipo, donde  se encuentra el suministro de varios sectores en Santiago. El agua finalmente sufrió problemas higiénicos y Aguas Andinas terminó por comunicar cortes durante el día siguiente.

El hecho se comunicó el día lunes durante la madrugada y suponía que el servicio se repondría el martes a eso de las 24:00. Sin embargo, desde el miércoles a las 06:00 los usuarios reportaban que todavía no contaban con el suministro. Como lo resumió un editorial de La Tercera, “la información entregada a menudo fue incompleta o tardía, lo cual generó confusión entre la ciudadanía. En muchos lugares, los cortes comenzaron antes del horario anunciado y también se produjeron suspensiones de suministro en sitios que no habían sido advertidos”.

Comenzamos a ver a través de Twitter que los usuarios reportaban el incumplimiento de la empresa proveedora. Por supuesto, esto habría dado para una nota tradicional bajo el título “Usuarios de Twitter reportan corte de agua fuera del plazo estipulado por Aguas Andinas” o algo semejante, seguido por un par de tweets elegidos arbitrariamente como ejemplo y puestos en contexto.

Sin embargo, quisimos hacer algo distinto, que aportara información relevante, y así fue como nos pusimos a agregar manualmente en un Google Maps todos los reportes que contuvieran una localización más o menos precisa. El resultado se vio algo así (lamentablemente wordpress.com no me permite insertar mapas pero de todas formas puedes revisar el original).

Captura de pantalla 2013-07-06 a la(s) 20.30.32

Algunas de las colaboraciones simplemente las recogimos de usuarios que habían compartido la información a Twitter sin un objetivo específico y otras las recibimos después de haber hecho la pregunta.

Así, al observar el mapa se podía obtener información distinta, como la identificación de toda una zona sin agua en Peñalolén y La Reina y otra con agua en Santiago Centro.

zonas

Otro fenómeno que nos llamó la atención fue que algunas veces una calle podía hacer la diferencia entre contar o no con el suministro, como ocurría con Cristóbal Colón en Las Condes.

Captura de pantalla 2013-07-06 a la(s) 21.13.33

Este tipo de información sólo fue posible gracias a los aportes de los usuarios de Twitter y a la visualización a través del mapa.

Otras visualizaciones

Los mapas son un ejemplo claro y simple, pero también existen otras visualizaciones que permiten obtener información. Por ejemplo, los formatos wiki, Storify y Ushahidi son otras estructuras que permiten visualizar aportes y contribuciones de los usuarios.

La pregunta del momento no es si queremos o no sumarnos a los testimonios y a hacer preguntas a través de las redes sociales. La pregunta está en que, una vez que nos volquemos, cómo le daremos el status que corresponde a esas colaboraciones y cómo aportaremos algo más allá de lo que Twitter o Facebook pueden hacer por sí mismos.

P.D.: Agradecimientos a Rigoberto Jofré, Francisca Quezada y Javiera Arrate que colaboraron elaborando y después manteniendo el mapa vivo durante más de un día.

Reacciones 

Web designers hate this perspective. We consider what we do to be far more important than decorating sloppy content and returning it in a timely fashion. Many of us would argue that our real job is to make content accessible, flexible, easy to use and easy to work with. The real value in design comes from what you can’t see or what you don’t appreciate; it comes from all of the trouble that youdon’t have because we fixed it ahead of time. Thank goodness we know better: if we just made things pretty, all of our work would be in vain.

Vía.

Infografía: La realidad del HTML5

No suelo publicar infografías aquí, pero ésta está muy bien hecha.

Al final, creo que la decisión de adoptar HTML5 u otros lenguajes de programación nativos es una decisión política que depende de cómo veamos cada uno de nosotros el futuro. También depende, claro, de tu flujo de trabajo y de la naturaleza de la aplicación que quieras desarrollar.

Pero hay que reconocer que hay mucho de mito creado en torno a HTML5. Porque ok, el Financial Times puede ser una gran apuesta a futuro, pero es verdad que algo de lag tiene y que la experiencia es bastante menos cómoda que la de una app nativa. Como dice este comentario: “Estuve probando la revista Aside en el iPad y debo decir que en cuanto a experiencia sin duda prefiero las revista/app … Primero pq carga mas rápido… Si tienes internet lento por mucho html5 que sea… La revista va a quedarse pegada..”.

Y no sólo eso, sino que además Flash está muchísimo más extendido.

Vía.

Slideshow: Diseñar para iPhone y iPad

Javier Devilat, consultor de medios que mezcla el tema de la información con el diseño y la tecnología, fue a una clase del Taller de Convergencia en la UC y habló sobre el diseño para iPhone y iPad. Su charla trató desde el tema más general -¿qué es un iPad?- hasta lo más práctico: cómo se desarrolla una aplicación.

Según dice, los iPad llegarán este mes o en octubre, por lo que los medios ya se están preparando. Para desarrollar una App existen dos caminos: la fácil, de “tabletizar” el PDF, y la que exige más costosa que consiste en pensar de manera especial para el iPad.

Una de las opciones más convenientes, según entendí, es la de utilizar WoodWing en conjunto con InDesign. Aunque Adobe es una marca “vetada” por Apple, desarrollaron un plugin que permite insertar elementos como videos o galerías de fotos en InDesign (que se ha transformado en algo así como la “aplicación oficial” de diseño editorial) para transformarlo al iPad.

Slideshow: Contando historias con datos

Está escrito por Alan McLean y explica cómo presentar muchísima información.

Saco conclusiones rápidas:

  1. Odio Flash. Lo hace todo lento y engorroso, es como un parche. Rompe la unidad de los sitios. Dificulta la lectura. Flash se entendía bien hasta hace unos años, cuando no existían herramientas como Google Maps o jQuery.
  2. Los desarrolladores no sólo tienen que trabajar a la par de los periodistas, sino que también deberían ser propositivos.
  3. El no-sentido de publicar infinita información si a la gente no le sirve. Cuando un medio hace un especial, ese especial puede ser muy grande (ocupar muchos recursos humanos) o muy pequeño (ocupar muy pocos). Sin embargo, que sea grande no quiere decir que sea bueno. Quizás puedas hacer algo mucho menor, pero si tiene un foco y una intencionalidad clara resulta mucho mejor. Un ejemplo claro es que cada vez que se publica un especial sobre el cumplimiento de una fecha en Chile (cumpleaños del medio, 18 de septiembre, X años de…) se hace un recuento histórico desde hoy a esa fecha. ¿Y para qué, si tenemos los Icarito? Si el medio buscara una propuesta clara no sólo el resultado quedaría más clavado en la mente del lector y le sería más útil, sino que también se ahorrarían muchos recursos.

Era algo que quería decir desde hacía mucho. Gracias.

TED Talk: Diseño para salvar los diarios

Jacek Utko ha trabajado en el rediseño de varios diarios de Europa del este. Para él, los diarios eran un producto aburrido hasta que fue a un show del Cirque du Soleil.

En esta presentación explica que un rediseño no sólo genera un mejor producto, sino que también puede aumentar las ventas. Según dice, un diseño no sólo cambia el producto, sino que también al medio y a la empresa.

http://video.ted.com/assets/player/swf/EmbedPlayer.swf