Reseña de #tsunamidigital de Eduardo Arriagada: No seamos ingratos con el periodismo

tsunamidigitalTerminé de leer el libro #TsunamiDigital de Eduardo Arriagada. Dejé una reseña en Amazon:

Lo que más destaco de este libro es el valor que se le da al periodismo y al reporteo, con el que somos muchas veces ingratos. Actualmente sobran los “gurúes del SEO o de los trendic topics” (sigue leyendo).

Además, estos son los tweets que compartí a medida que avancé con la lectura:

Sigo rallando: “A los medios les falta punk”

Escribí en la Revista Qué Pasa: “A los medios les falta punk”.

El caso de la rockera estadounidense Amanda Palmer y la relación con sus fans a través de internet resulta un buen ejemplo a seguir por los medios que se han quedado atrás en su relación con sus audiencias. Ya había hablado de esto aquí, pero les dejo el link.

Agradecimientos a Isidora Urzúa Inostroza que me empezó a hablar de ella desde que estábamos en la universidad.

Los medios y los periodistas tenemos que aprender a pedir. Gracias Amanda Palmer

Tenemos que aprender a dejar la vergüenza y el miedo de lado y ser capaces de explicitar lo que no sabemos y lo que necesitamos.

(No sé por qué TED no me deja insertar el video, pero pueden encontrarlo aquí).

Puede que el camino vaya por aquí, la “cercanía al azar” de la que habla Amanda Palmer:

¿Por qué esperamos tener un modelo online en 10 años?

La recojo de aquí y me llamó la atención.

So if it took newspapers more than 100 years to build the business and content models that we all now cherish, why do we expect a fully formed online model to emerge in just 10 years?

El post entero aquí.

James Gordon Bennett

James Gordon BennettHorace GreeleyE.W. Scripps and Joseph Pulitzer (…) They put ads on their front pages. They ran straight murder trial transcripts. They sent row boats out in the harbor to meet incoming ships so they might be the first with the news Europe. They produced multiple editions in the race to build reader loyalty. With the penny press, they disrupted the incumbent six-penny newspapers. They pushed partisan positions. They crusaded, some times to the point of unjustly influencing the course of events.

No crearon el periodismo de investigación ni invirtieron en él, pero sí crearon un modelo de negocios.

NYT, W. Post y Gannet invierten en plataforma propia

Alex Kazim, el encargado de crear el negocio para los diarios en internet.

Ayer se supo a través del USA Today que las empresas The New York Times Co., Gannet Inc. y la misma Washingt Post Co. inviertieron cuatro millones de dólares cada una en Ongo, un emprendimiento de los que se clasifican como startup, o sea, que aún se encuentran en búsqueda de un modelo de negocios. La idea es crear un sistema de lectura de diarios a través de internet.

Según un comunicado de prensa, el producto de Ongo comenzaría a distribuirse a fines de año. “Estamos construyendo Ongo para reflejar la manera en que los consumidores prefieren leer, organizar y compartir las noticias digitales”, dijo el fundador de Ongo, Alex Kazim. El mismo Kazim, actual gerente general de la empresa, trabajó en Apple, nueve años en Ebay y fue presidente de Skype durante más de un año.

Apple el enemigo

Diversos medios publicaron la semana pasada que Apple estaba dispuesta a lanzar una plataforma de lectura de diarios con suscripción via Apple Store. Así, la idea sería “salvar a los diarios” tal como lo hizo con la música al crear una plataforma simple y confiable de pago a través de iTunes.

El Sports Illustrated sólo se puede ver en horizontal porque no tienen plata para contratar más diseñadores.

Fue entonces cuando Steve Yelvington, un experto en el tema, escribió su conocido “Cuidado, periodistas: Apple no es tu amigo”. En pocas palabras, advertía de la supuesta intención de “salvar” a los diarios. Para el mundo de la música, aún resulta muy caro tener que pagarle un 30% de las ganancias a Apple, lo que podría haberse replicado para los diarios.

Apple no es una empresa “mala” ni “buena”: es sólo una empresa y como tal busca beneficiarse ella misma. Yo mismo publiqué en este post el aviso del diario Newsday “La app del Newsday es mejor que los diarios desde cualquier punto de vista… excepto uno”. ¿Y qué pasó? Apple envió una carta amenzando al Newsday de que daría de baja todas sus aplicaciones.

Con la inversión ya hecha, queda claro cuál será el futuro al menos según estas tres compañías: el desarrollo propio. Lo más probable es que Apple lance su aplicación independiente de la decisión que tomen (por ahora) algunos y que en el futuro intentará transformarse en el campeón de las suscripciones.

Aunque algunas empresas sí tienen plata para invertir, hay otras que van a preferir depender de Apple. El caso del Sports Illustrated es un buen ejemplo: se dice que con lo que están ganando no les alcanza para pagar a un diseñador y programador que permita hacer girar su aplicación en el iPad.

Otro que se rinde: El acuerdo de Associated Press con Google

Después de haber probado con la política de cobrar US$12.5 por cinco palabras y subirle el precio a las “breaking news”, finalmente Associated Press, la agencia internacional de noticias, se asocia con Google. A partir de ahora la empresa que empezó como motor de búsqueda podrá incluir las noticias de AP en su sistema de lector de noticias Google News.

El tema resulta revelador si se consideran las palabras del CEO de AP hace menos de un año en el que miraba a los agregadores como antagonistas:

Crowd-sourcing Web services such as Wikipedia, YouTube and Facebook have become preferred customer destinations for breaking news, displacing Web sites of traditional news publishers. We content creators must quickly and decisively act to take back control of our content.

La noticia fue difundida por el blog de Google News.

Un punto interesante es que la AP asegura que “AP y Google también trabajarán juntos en algunas áreas, como maneras de mejorar el descubrimiento y la distribución de las noticias”.

Ante las acusaciones de los diarios (y sobre todo de Rupert Murdoch de NewsCorp.) hasta hace algunos meses de ser uno de los culpables de la crisis de los diarios, Google ha llevado a cabo diferentes proyectos para “salvar” a los medios, como FastFlip.

La gráfica que refuta la muerte de la web de Anderson

Después de la publicación de Chris Anderson sobre la muerte de la web, diversos medios reaccionaron a la publicación de la revista Wired. Sin embargo, el argumento que se ha hecho más popular fue lanzado por Boing Boing y, en resumidas cuentas, plantea que en realidad la web, es decir, el mundo de los browsers, el HTML y el HTTP sigue creciendo.

Esta fue la gráfica que usó Anderson para demostrar su teoría:

Wired.com

Y así fue como lo refutaron:

boingboing.com

Como se ve en el gráfico 2, la web sigue creciendo. Y es que Anderson prefirió elegir como criterio la distribución del ancho de banda de internet, mientras que BoingBoing lo hizo en base al tráfico.

Chris Anderson: Chao Web, hola internet

El editor de la revista Wired, Chris Anderson, le dice adiós a los browsers, al sistema abierto y libre, a la búsqueda, y le dice hola a las aplicaciones, al pago y a la recepción. Ya en 1997, trece años atrás, apareció una columna en la Wired titulada “Push!” en la que se despedían de los browsers. Pero ahora los datos confirman la tendencia.

¿Descubrió Anderson el futuro de internet?

Cada vez la World Wide Web se usa menos. La multiplicidad de los soportes (iPhone, iPad, iPod, X-Box, notebook, desktop PC, etc.) es uno de los factores, pero también el hecho de que la web abierta no ofrecía un buen negocio a los desarrolladores. Así las cosas, se podría decir que uno de los más perjudicados podría ser Google, cuya manera de entender la web se inclina más por la web.

Chris Anderson lo explica así desde el punto de vista del usuario:

And it’s the world that consumers are increasingly choosing, not because they’re rejecting the idea of the Web but because these dedicated platforms often just work better or fit better into their lives (the screen comes to them, they don’t have to go to the screen).

Chris Anderson es uno de los “gurús de la web” más populares. Su teoría más conocida es “the long tail” sobre el sistema de que unos pocos paguen un servicio para muchos. A partir de entonces se dedicó a recorrer el mundo evangelizando en las universidades y centros de estudio. Es probable que con la muerte de la web ocurra algo parecido.

Los medios: felices

Las apps la van a llevar.

Una buena noticia sobre todo para los medios de comunicación. Hasta hace unos años era absurdo pensar que alguien pagaría por conseguir un producto que estaba libre en la web, aunque fuera ilegal, y ahí apareció iTunes. Se dice que ocurrirá lo mismo con el iPad y los diarios. Si la gente cambia su disposición a cambiar por un sistema que funcione entonces los ojos estarán puestos en la relación de la información con la interfaz y la información de calidad coherente con su soporte será pagado otra vez.

De hecho, la idea del iAd habría sido imposible de desarrollar en una web abierta. A través de los diferentes dispositivos, el control de la publicidad y del contenido mismo se hace más fácil, permitiéndole a las empresas periodísticas tener un mayor control sobre el nivel del contenido al que tendrá acceso el usuario y cuánto (o qué) pagará por acceder.

Michael Wolff, en la Wired también, explica:

If we’re moving away from the open Web, it’s at least in part because of the rising dominance of businesspeople more inclined to think in the all-or-nothing terms of traditional media than in the come-one-come-all collectivist utopianism of the Web.

Léelo en la Wired: