Twitter ya estaba en Borges

Es cierto y está comprobado. En Twitter la información incorrecta llega más lejos y de manera más rápida que la corrección de esa información, como lo demuestra el gráfico.

correctionPero también hay otra verdad y que probablemente no se pueda llevar a un campo cuantitativo para demostrarlo. Puede que todavía no sea así, pero intuyo que será una cuestión de tiempo: si en Twitter está A, también está -A; si en Twitter está la afirmación, también está la negación, y así sucesivamente, con lo que quiero decir que, por ejemplo, un periodista dedicado podrá encontrar la confirmación de un rumor pero también su desmentido.

Captura de pantalla 2013-07-18 a la(s) 23.16.40

Escribe el argentino Jorge Luis Borges en el cuento La biblioteca de Babel:

De esas premisas incontrovertibles dedujo que la Biblioteca es total y que sus anaqueles registran todas las posibles combinaciones de los veintitantos símbolos ortográficos (número, aunque vastísimo, no infinito) o sea todo lo que es dable expresar: en todos los idiomas. Todo: la historia minuciosa del porvenir, las autobiografías de los arcángeles, el catálogo fiel de la Biblioteca, miles y miles de catálogos falsos, la demostración de la falacia de esos catálogos, la demostración de la falacia del catálogo verdadero, el evangelio gnóstico de Basilides, el comentario de ese evangelio, el comentario del comentario de ese evangelio, la relación verídica de tu muerte, la versión de cada libro a todas las lenguas, las interpolaciones de cada libro en todos los libros, el tratado que Beda pudo escribir (y no escribió) sobre la mitología de los sajones, los libros perdidos de Tácito.

La primera reacción tras saber que la biblioteca lo contenía todo fue una “extravagante felicidad”:

Todos los hombres se sintieron señores de un tesoro intacto y secreto. No había problema personal o mundial cuya elocuente solución no existiera: en algún hexágono. El universo estaba justificado, el universo bruscamente usurpó las dimensiones ilimitadas de la esperanza.

Luego, sin embargo, hubo una “depresión excesiva”:

La certidumbre de que algún anaquel en algún hexágono encerraba libros preciosos y de que esos libros preciosos eran inaccesibles, pareció casi intolerable.

Y así aparecieron diversas reacciones frente a la tentación de transformar la biblioteca en algo accesible. Unos querían generar un cánon para poder aprovechar esos libros preciosos, lo que fue prohibido por la autoridad ya que era demasiado azarosa la tarea. Otros, en cambio, creyeron que la opción era “eliminar las obras inútiles”. Ellos, sin embargo, cayeron en dos errores: la inútil y limitada acción de los humanos frente a la casi infinitez de la biblioteca y la presencia de obras tan semejantes que prácticamente contienen a las obras eliminadas.

Uno: la Biblioteca es tan enorme que toda reducción de origen humano resulta infinitesimal. Otro: cada ejemplar es único, irreemplazable, pero (como la Biblioteca es total) hay siempre varios centenares de miles de facsímiles imperfectos: de obras que no difieren sino por una letra o por una coma.

El problema, claro, es que un lugar donde existe A y -A no sirve de guía. Al final, lo que ocurre es que cada uno encuentra lo que busque. Frente a esto, algunas personas tomaron diferentes actitudes. Unos se dedicaron a buscar el “libro total” y otros simplemente la llamaron “biblioteca febril” por su desorden.

Al parecer, en La biblioteca de Babel ya estaba Twitter, su creación y la reacción que generaría en todas las áreas del conocimiento. ¿Muy lejano de la realidad decir que Twitter lo inventó en realidad Jorge Luis Borges?

¿Y ahora qué hacemos? Twitter revela detalles de su aplicación para Google TV

Twitter acaba de anunciar oficialmente las características que tendrá su aplicación para Google TV. Y aunque muchos se cuestionaban qué aspectos se reducirían para la versión de televisión, Twitter sorprendió con sus respuestas: casi ninguna.

Tal como afirman en el blog, tendrá “la mayoría de las características y funcionalidades que esperarías”.

De manera más detallada, explican:

Por ejemplo, puedes visitar una URL o clickear un hashtag para buscarlo en Twitter. Si un usuario es mencionado, puedes visitar su perfil para ver sus tweets o seguirlo. Y si hay un link a una foto o un video, puedes ver una versión en miniatura. Haciendo click encima de ella, entrarás al sitio y podrás ver una versión más grande de la foto o el video.

La plataforma de Google TV será lanzada por Logitech en una versión adaptable a los televisores actuales y por Sony en una pantalla diseñada especialmente.

¿Y qué hacemos?

Puede que el mejor ejemplo de lo visto hasta ahora sea la entrega de los MTV Video Music Awards 2010. A través de la integración con Twitter y el internet móvil, lograron acumular 11,4 millones de espectadores durante la transmisión, un 27% más que el año anterior. Sólo la versión móvil del sitio recibió 1,2 millones de visitas el día anterior y 1,8 el mismo día, un aumento del cuádruple y el triple respectivamente en comparación con el año anterior.

Así era la pantalla en la que integraban los resultados en Twitter durante los VMA 2010.

¿La razón? Integración con redes sociales en vivo y en directo. Tal como señalan en un comunicado de prensa, utilizaron Twitter para contar la cantidad de menciones de cada candidato.  Los resultados iban apareciendo en vivo en una pantalla mientras transcurría el espectáculo.

“Mientras más popular es una persona o un premio, sus imágenes aparecerán más grande con la persona más popular moviéndose hacia el centro”, explican.

Además de Twitter, firmaron convenios con Verizon y Yahoo! y utilizaron Foursquare y Rock Band para promocionar el evento.

Aquí en Chile

Las relaciones entre Twitter y la televisión son todavía informales. Un buen ejemplo es Soledad Onetto twitteando en comerciales.

En Chile, a pesar de no contar con una penetración tan alta de internet como en los países del primer mundo, los  canales hacen intentos por integrar las redes sociales.

Twitter, por ejemplo, se ha transformado en una especie de mínimo exigible para los periodistas televisivos. De hecho, dentro de los más populares e influyentes figuran sobre todo profesionales del mundo de las noticias, como Soledad Onetto o Mauricio Bustamante. En Estados Unidos, en cambio, el mundo de la entretención lleva la delantera, con personajes como Justin Bieber, Ashton Kutchner o Lady Gaga entre los más populares e influyentes.

Es probable que tenga que ver con que los periodistas de noticias no son “exportables”. Sin embargo, la integración que ya se vive en nuestra televisión  -todavía modesta, en espacios como los comerciales- nos permite ser optimistas con respecto a lo que pueda ocurrir en el futuro. Al menos la televisión no le ha cerrado las puertas a las redes sociales, lo cual es imposible de afirmar en otras plataformas, como la impresa.

New Twitter: El ícono es la clave

Hoy día, Twitter lanzó el spoiler oficial sobre su nueva versión, que puede encontrarse en twitter.com/newtwitter. El gran cambio se trata de integrar el streaming multimedia en el sitio mismo de Twitter.

Según Mashable, los “socios” con los que trabajará serán DailyBooth, DeviantART, Etsy, Flickr, Justin.TV, Kickstarter, Kiva, Photozou, Plixi,Twitgoo, TwitPic, TwitVid, USTREAM, Vimeo, yfrog y YouTube.

Otra de las características que se alcanzan a observar es que cada tweet individual podrá ser desplegado a un costado del timeline, sin la necesidad de acceder a otra URL.

En una charla del TED, Michal Sander, un filósofo político de Harvard, explicaba que la raíz de todos los debates es la pregunta por la esencia de las cosas. Ponía como ejemplo una sociedad en la que existieran pocas flautas. ¿Cómo deberíamos repartirlas?

He said, that’s what flutes are for — to be played well. He says that to reason about just distribution of a thing, we have to reason about, and sometimes argue about, the purpose of the thing, or the social activity, in this case, musical performance. And the point, the essential nature, of musical performance is to produce excellent music.

¿Cambia Twitter su esencia con los cambios que propone? ¿Sigue siendo lo mismo?

En caso de cambiar su esencia, estaría corriendo un grave riesgo de abandono, porque a lo que estaría comenzando a parecerse –Facebook– ya existe.

Con el movimiento, lo que intenta Twitter es competirle a los clientes como TweetDeck o Seesmic Desktop, que hoy en día canibalizan cerca del 20% de sus visitas, impidiéndole acceder a muchísimos usuarios que prefieren utilizar una aplicación.

Y aunque en un primer momento pensé que el asunto podía ponerse grave, creo que el cambio será irrevelante.

Una cuestión de iconitos

Como ya lo demostró Chris Anderson, en términos proporcionales el ancho de banda para lo que entendemos como “web” (el WWW, los browsers, etc) ha ido reduciéndose críticamente a partir del 2000, siendo reemplazado por aplicaciones que permiten realizar funciones específicas.

Este es el único avance que ha mostrado Twitter sobre cómo será su próxima versión.

¿La razón? La aparición de muy buenas opciones a través de sistemas como Apple Store por las que se cobra muy barato. ¿Y por qué? Finalmente, la gran diferencia es el ícono: en los celulares, la opción de tenerlo de manera directa cuando se accede al menú. Lo mismo para el escritorio en el caso de Windows y el dock en caso de Mac OS.

A mi juicio, esa es la razón que en muchos casos explica la preferencia por los clientes de Twitter antes que la web.

En ese sentido, los cambios de Twitter intentan parecerse a una App, que tienden a ser más autovalentes, pero sigue careciendo de lo esencial: el ícono.

Pero sigue siendo lo mismo

Twitter está tratando de "calibrar" su robustez y simpleza, pero no va por ahí el asunto. Las aplicaciones actuales ya ofrecen todo el espectro de necesidades.

La esencia de Twitter no está para nada en lo que pueda ofrecer en la web. La misma existencia de los clientes lo demuestra. A diferencia de Facebook -donde tengo la impresión que se usan menos los clientes-, la propuesta de Twitter es tan simple que ofrece muchísimas oportunidades de interpretación. Es probable que su plasticidad sea parte de su esencia.

Para los que quieren robustez existe TweetDeck, que es capaz de llenar tu pantalla con información. Para los amantes de lo simple está Tweetie, que supera incluso a la web en ligereza. Las aplicaciones recorren buena parte del espectro de las necesidades. Aún así, no es la razón principal por la que alguien prefiere usar clientes.

Parte de eso lo entendieron cuando lanzaron su aplicación para el iPad: autosuficiente, personalizable y, lo más importante, con un ícono.

No tiene nada de malo que Twitter comience a preocuparse por aspectos que repercutirán en la manera como intenten transformar las visitas en dinero. De hecho, es esencial para la misma supervivencia de la red social que, aunque hoy no esté amenazada, nadie seguirá administrando por caridad cuando ya sea una tecnología obsoleta por la que nadie se interese para ofrecer charlas y seminarios.

Sin embargo, la única forma que tendría Twitter de competir con las aplicaciones sería ofrecer ellos mismos una propuesta en forma de ejecutable. Como leí decir a Rosental Alves en una entrevista a El País: “¿Acaso es mejor que otros canibalicen en vez de canibalizarse uno mismo?”

Los contratos de Twitter para empezar a monetizar

La superestrella del momento se llama Adam Bain, y trabajaba para la FOX en su proyecto FAN (Fox Audience Network), el sistema de Fox para vender avisos a través de sus sitios. FAN comenzó en el 2007 y lo que hace es vender avisaje a contenido segmentado con alianzas externas de agencias. Justo antes de dejar FAN, la empresa anunció que uniría su sistema de avisaje a MySpace. Ambas empresas son de la News Corporation, del cualRupert Murdoch es el principal accionista.

Como para recordar: este mismo mes Twitter había sabido la incorporación de un ex-vendedor de Facebook y otra de Yelp.

La idea es transformar a Bain en el encargado de generar ingresos para Twitter. La idea, entonces, sería buscar nuevas formas de ingresos además de los tweets promocionados, los avisos en los trending topics y su propia cuenta de rebajas @earlybird.

Hasta ahora Twitter tiene el mismo problema que muchas marcas digitales: acumulan audiencias gigantescas pero no saben cómo ganar con eso. Porque aunque en el 2009 generaron ganancias gracias a alianzas con Microsoft y Google, todavía no tienen un plan de largo plazo para mantenerse estables.

El gran ejemplo es Google, a quien el buscador en sí le reporta pocas o nada de ganancias y ha tenido que crear sistemas como Adsense para generar ingresos.

A ver si al menos deciden gastar algo en eliminar de forma definitiva el Fail Whale.

Fuente: newmediaage.com y cnet.com.